Tiempo para la lírica

Sí, se dice que “corren malos tiempos para la lírica”, pero ¿cuándo corrieron buenos? Hay que encontrar huecos para escuchar a los que dicen cosas importantes. Y esas cosas casi siempre se pueden cantar o recitar …

En Nicaragua esto es tan importante o más que en España. Esta es la primera estrofa de la canción que se canta el lunes por la mañana (“matutino”) en todos los coles de Nicaragua:

Avancemos brigadistas

guerrilleros de la alfabetización

tu machete es la cartilla

para aniquilar de un tajo

la ignorancia y el error

 

Y a continuación algunos poemas sustanciosos, versión cantada a ser posible:

Empecemos por la versión de Norma Helena a la canción “TODO CAMBIA” de Mercedes Sosa (letra de Julio Numhauser)

Todo Cambia

Mercedes Sosa

Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo

Cambia el clima con los años
Cambia el pastor su rebaño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia el más fino brillante
De mano en mano su brillo
Cambia el nido el pajarillo
Cambia el sentir un amante

Cambia el rumbo el caminante
Aúnque esto le cause daño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia

Cambia el sol en su carrera
Cuando la noche subsiste
Cambia la planta y se viste
De verde en la primavera

Cambia el pelaje la fiera
Cambia el cabello el anciano
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Pero no cambia mi amor
Por más lejos que me encuentre
Ni el recuerdo ni el dolor
De mi pueblo y de mi gente

Lo que cambió ayer
Tendrá que cambiar mañana
Así como cambio yo
En esta tierra lejana

Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia

Pero no cambia mi amor

 

No podemos olvidarnos de la gran poetisa nicaragüense de nuestro tiempo Gioconda Belli. Como bien escribía ella: “La solidaridad es la ternura de los pueblos” y pocos poemas expresan algo tan bonito con tan buenas palabras.

Uno no escoge

GIOCONDA BELLI

Uno no escoge el país donde nace;
pero ama el país donde ha nacido.

Uno no escoge el tiempo para venir al mundo;
pero debe dejar huella de su tiempo.

Nadie puede evadir su responsabilidad.

Nadie puede taparse los ojos, los oidos,
enmudecer y cortarse las manos.

Todos tenemos un deber de amor que cumplir,.
una historia que nacer
una meta que alcanzar.

No escogimos el momento para venir al mundo:
Ahora podemos hacer el mundo
en que nacerá y crecerá
la semilla que trajimos con nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s