Al otro lado de la cámara.

Este verano estuvo en León Toño Charles, trabajador del Ayuntamiento de Zaragoza, con el objetivo de retratar en un Documental la importancia del Voluntariado, de las personas, en estos 25 años de trabajo y compromiso del Hermanamiento. El 28 de septiembre en los Actos del XXV Aniversario se presentó una pieza audiovisual parte del Documental que mas adelante se estrenará al completo.

A continuación os dejamos la experiencia en las propias palabras de Toño.

IMG_2043.JPG

Fue en 2008 cuando me formé en documental social. Yo entonces trabajaba en los servicios sociales del Ayuntamiento de Zaragoza y quería compartir mi mirada, mi vivencia diaria. Fruto de aquella época grabé “Sombras en la ciudad” sobre inmigración y “Casa Abierta” sobre transeúntes. Pero ya entonces me dí cuenta de que el objetivo es una lente que capta la luz, pero no los sentimientos, las emociones y las relaciones que estableces con las personas grabadas, las conozcas antes o las acabes de conocer.

Este año viajé a León con el objetivo de realizar un documental que contase cómo trabaja el Hermanamiento y como sienten unos y otros la cooperación (nicas y voluntarios). Viví en el barrio de Sutiava, en casa de Griselda; tras desayunar gallo pinto y un fresco, preparaba mi equipo; trípode, cámara, micros, etc. La eterna chepa que suponía la mochila, me hacía sudar lo indecible en el húmedo y caliente invierno leonés. Y así, en camioneta de ruta, triciclo, bus, o taxi compartido, me encaminaba a visitar cada día un proyecto diferente del Hermanamiento.

IMG_20170727_081506552

¡Cuanta luz hay en Nicaragua!… controlar la iso, la exposición, y la entrada de audio era mis obsesiones para conseguir un buen vídeo. La cámara funciona como una barrera, te centras tanto en lo técnico que se convierte en un parapeto, una trinchera, una mirilla desde la que espiar el mundo. Pero en León, en los proyectos del Hermanamiento, las emociones son como un obús que revienta la trinchera y te hace saltar por los aires. Muchos días tuve que aparcar la cámara en un rincón porque yo quería vivir lo que había al otro lado. No olvidaré el primer día que visite el reparto Tomas Borge, casi a punto de llorar, viendo el trabajo con los niños, casi tiré la cámara a un rincón para participar en un juego…

El montaje de las imágenes intenta darle un sentido a todo, narrar una historia, y en eso estoy ahora; de momento os dejamos un anticipo, a modo de trailer. Pero ningún vídeo puede hacerte sentir lo que se siente la primera vez que visitas el Tomas Borge, o León.

 

Anuncios